Saltar al contenido
Experiencias en Red

Redirección 301 y cómo dejé de existir seis meses

redireccion 301

Lo dice la propia palabra, una redirección 301 consiste en indicar a un navegador que algo que estaba en un sitio ha pasado a otro. Así de simple.

Una redirección 301 es un cambio definitivo de una dirección web a otra. Y aunque no hay que abusar de ellas, en algunos momentos son indispensables. Si no, dímelo a mí, que perdí todo mi posicionamiento web cuando cambié de Joomla a WordPress y migré todas mis páginas, post, productos e imágenes de un CMS a otro. El resultado fue nefasto.

Te lo cuento.

Cambié de web a pelo, sin hacer ninguna redirección 301

Corría el año 2016 o 2017 y llevaba seis o siete años con mi Joomla. Me cansaba. Le acababa de echar el ojo a WordPress y a sus posibilidades que ofrecía para hacer SEO en cada artículo, producto

En fin, que me enamoré de otro…

Así que, ni corta ni perezosa, decidí trasladarlo todo a WordPress, a pelo, artículo por artículo, imagen por imagen, producto a producto.

No recuerdo cuántas semanas, días… cuánto tarde en hacerlo, pero requirió su tiempo, porque, además, me lo miré muy bien para que el cambio fuera a mejor. Compré una buena plantilla, la mejor y más impactante (aunque hoy no la compraría, porque ésa en la que estoy escribiendo es mucho más usable en móvil que aquella).

Cuando lo tuve todo o casi todo pasado a WordPress, después de una currada monumental y de perder horas de sueño por la noche, le pedí a mi hosting que me enlazara el dominio con la nueva carpeta.

Y entonces, todo desapareció.

Perdí todo mi posicionamiento por no hacer una Redirección 301

Mi web, muy especializada en un determinado tipo de productos, estaba colocada en la primera página de Google. Creo que ocupaba la tercera posición, llegando a veces a la segunda. Tenía la Home y alguna página interior bien posicionadas gracias al SEO y a los contenidos que había ido introduciendo.

Pero fue hacer el cambio y …. ADIóS!!

Cuando me di cuenta, no aparecía en la primera página, ni siquiera al final, en la posición 8 o 10. Tampoco salía en la segunda ni en la tercera….

UN COMPLETO DESASTRE

Como te podrás imaginar, no me tocó otra que empezar de nuevo, paso a paso, pieza a pieza, artículo por artículo. Y al final, unos seis meses después, conseguí llegar a la segunda o tercera posición de la segunda página!

Y un tiempo después, Google me premió otra vez subiéndome unas cuántas posiciones más. Actualmente tengo la Home de esa tienda online y una de las páginas más importantes ubicadas en segunda y tercera posición de la PRIMERA PÁGINA, después de los anuncios, y con una búsqueda bastante más genérica de la que yo me planteé cuando comencé a hacer SEO.

Así que tened cuidado si cambiáis de página, de CMS, de artículos… y haced una redirección 301 de las páginas de una web que cambian de dirección, porque os puede pasar como a mí y saldréis bastante escaldados.

Para qué puede servir una Redirección 301

Una redirección 301 puede servir en muchos casos. Lo que está claro es que es uno de los métodos más eficaces para solucionar los errores 404 que Google detecta en las webs.

Cambio de estructura de las url

Puedes usar redireccionamientos 301 si has cambiado la estructura de las url de tus páginas. Eso es lo que me pasó a mí, que no tenía las url amigables en joomla y al pasar a wordpress, aunque fue para mejorar, terminé recibiendo una penalización.

Actualizar unos productos cuando los que tenías ya están caducados

Esto te puede pasar cuando un producto ya no está en stock. Lo más habitual es que el propietario o gestor de la página web borre el artículo. Craso error. Google inmediatamente marcará error 404 en esa página, y salvo que hagas una redirección 301 a otro artículo, el error será difícil de solucionar.

Cambio de dominio

Si cambias de dominio, es la manera más eficaz de decirle a Google que tu contenido ha cambiado de ubicación. Normalmente los cambios de dominio obedecen a un interés de marca.

No obstante, con los cambios de dominio se tiene que ir con mucho cuidado, porque si tenías un dominio con mucha fuerza, quizá te convenga más mantenerlo

Migrar de http a https

Las web seguras son priorizadas por Google en cuanto a posicionamiento. Y aunque cambiar de un http a un https no es una tarea que deba resultar complicada, puede ocurrir que, por cuestiones que no te puedas explicar, el cambio no se realice correctamente.

Por eso es bueno hacer una redirección 301 y decirle al robot de Google que tu web es segura.

Artículos antiguos o imágenes que no quieras

Puede ocurrir que algunos artículos no te interesen, que hayan dejado de tener entradas, que su contenido haya quedado obsoleto, y lo mismo con las imágenes.

Cuántas veces no nos ha pasado que hemos subido una imagen a una web y al cabo de un tiempo la hemos borrado, pero no desde el gestor de imágenes de wordpress, sino desde las tripas, por FTP.

Lo digo porque a mí me ha pasado. Me pasó, porque quise cortar por lo sano y eliminar las imágenes duplicadas que tenía en la web.

una salvajada

Así que me fui a la carpeta correspondiente y borré lo que me pareció. Os podéis imaginar que me aparecieron unos cuantos errores 404.

Todos podemos hacer el cambio

Acabo de explicarte las razones de porqué hacer una redirección 301, y ahora solamente te queda saber cómo hacerlo. Si yo lo he hecho, tú también puedes.

Si quieres aprender a hacer una redirección 301, puedes leer este artículo en el que explico las dos maneras de hacer una redireccion 301 en WordPress, con el archivo htaccess o con plugin.